La educación necesita emociones

La educación necesita emociones

“Educar no consiste en llenar un vaso vacío, sino en encender un fuego latente”
Lao Tsé

En nuestras escuelas enseñamos a leer, a escribir, números, datos y fechas,…pero…¿preparamos a los niños y niñas para este nuevo mundo que les ha tocado vivir?.

Nos hicieron creer que si estudiábamos después tendríamos trabajo fijo, pero la realidad ha cambiado. En un mundo de constantes cambios, la tendencia es a estudiar y reinventar nuestra profesión varias veces a lo largo de nuestra vida. Para eso las nuevas generaciones van a necesitar no solo conocimientos, sino múltiples habilidades personales,  creatividad, iniciativa, inteligencia emocional,…

Enseñar “pensamientos y conocimientos empaquetados” como realidades absolutos va limitar su capacidad de pensamiento, de generar preguntas, de producir respuestas,…y  puede convertirse en un inconveniente para adaptarse a su mundo.

La educación necesita personalizarse,  encontrar en cada persona sus cualidades, lo que le gusta, para que pueda desarrollarse efectiva y afectivamente. Necesitamos fomentar la educación emocional, potenciar el autoconocimiento, la autoestima, la creatividad, la iniciativa, la responsabilidad, el autocuidado, el afecto,..

Todo un reto para el que tenemos la responsabilidad de prepararnos.

No comments yet.

Leave a comment

Your email address will not be published.