Educación Infantil

Cómo actuar ante las rabietas

Los niños y niñas pasan por diferentes etapas en las que se van descubriendo a si mismos y al mundo. Entre los 2 y los 4 años de edad, acaban de descubrir su autonomía, y su una de sus metas es aprender hasta dónde pueden llegar haciendo las cosas a su modo y poner a prueba el mundo y a los adultos. A ellos les toca retarnos, expresar sus frustraciones, y a los padres y madres comprender sus emociones, guiarles en sus descubrimientos y apoyarles. Ante las rabietas intentar:

Mantener la calma o al menos aparentarla. Saber que solo están poniendo pruebas porque les corresponde en esta etapa, nos ayudará a verlo con más distancia emocional y saber guiarles.
No prestar atención a la rabieta, pero sí al niño/a. Seguimos con lo estamos haciendo aparentando que no nos damos cuenta de la rabieta.
No ceder a sus peticiones cuando está alterado, si no aprenderá a controlar el mundo mediante rabietas.
Aislarlo del público todo lo que podamos. Sin público no hay espectáculo.
Proponer conductas positivas que sean incompatibles con la rabieta Por ejemplo, ayudar en algo o elegir cuento.
Cuidado con los que dices antes y después de la rabieta. No anticipar lo que va a ocurrir (ej. no me hagas lo de ayer), ni hables de la rabieta una vez terminada.
No vivir con miedo a las rabietas, ni adaptar lo que hacemos para que no llore. Si quiere llorar, que llore. Es su emoción y necesita expresarla, pero sin conseguir lo que busca.
Comprender lo que siente, transmitirle amor y una visión postiva de si mismo.

No comments yet.

Leave a comment

Your email address will not be published.